En la búsqueda del cambio.

Un cambio inicia desde que empiezas a intentarlo. “Si haces siempre lo mismo no esperes obtener resultados diferentes”.

Esta frase resonaba en mi cabeza constantemente, de hecho lo sigue haciendo, cada vez que mes con mes veía mis estados financieros arremetía contra mi y me preguntaba por qué tenía tanta mala suerte, cómo era posible que alguien como yo nunca tuviera dinero para nada.

Había preguntas que siempre rondaban y algunas hasta el día de hoy ¿qué pasa si hay una emergencia? ¿que va a pasar el día que no pueda trabajar? y muchos etcéteras que la verdad no da ganas mencionar porque no tiene sentido alguno.

No me quedó de otra que empezar a ver las opciones que tenía a mi alcance y disponibles, empecé a ver algunos videos en youtube sobre superación algunos mentores que hablan acerca del cambio personal etc, otro videos de la página TED que no conocía, y que si ustedes no conocen estaría perfecto que visitaran. En fin, el contenido audiovisual era bueno, pero al final se resumía a pocos minutos que me dejaban aprendizaje pero no el que yo estaba buscando.

Pero como dicen por ahí, el que busca encuentra, y así fue una vez andando en el súper mercado me topé en la sección de libros con uno pequeño y que no ofrecía mucho reto de nombre “Esencialismo, logra el máximo de resultados con el mínimo de esfuerzo”, ok me dije, el mínimo de esfuerzo puede ser algo que yo esté buscando, lei un poco la tapa y me di cuenta que podría ser una excelente opción para hacer el cambio que yo anhelaba. No lo compré en ese momento pero decidí bajarlo al celular para poder leerlo cuando quisiera, lo compré en línea unos días después.

Lo terminé en un par de semanas porque a pesar de ser pequeño, la lectura no fue algo que me apasionó y lo terminé de leer más por compromiso que por gusto. El libro no es la panacea, es sencillo y sus soluciones tratan de ser buenas, pero por alguna razón no me motivaron, habla de todos los temas que me interesaban pero de alguna manera no pude encontrarle el gusto que estaba buscando. El libro se fue, pero me dejó algo.

Cuando terminé el libro me di cuenta de una cosa, si este libro que se puede encontrar en un supermercado puede hablar de temas que yo estaba buscando, entonces si me metía a librerías en línea o especializadas, entonces debía encontrar más respuestas.

Me sumergí a las tiendas de libros en línea y básicamente encontré un mundo de libros que hablan de estos temas, de lo que me preocupa, de lo que no me preocupa tanto y de lo que podría llegar a preocuparme, ¡pum! el mundo se abrió.

Aunque me considero alguien que está apegado a la tecnología y la conoce me sorprendió mucho darme cuenta que formó parte de un todo y que hay personas que han tenido los mismos problemas que yo, que han buscado un cambio en sus vidas y que no lo han podido encontrar.

Todo marchaba más o menos, de hecho el siguiente libro lo compré casi de inmediato, es un libro del que hablaré en otro post para hacerlo con más detalle, ahora no viene mucho al caso.

Antes de llegar a este segundo libro todo estaba en calma, mis pensamientos de cambio aumentaban cada vez más, pero no sabía algo, no conocía algo con lo que estaba a punto de enfrentarme y que llegó sin avisar, sin darme cuenta, me robó de tajo la tranquilidad y se llevó buena parte de mis noches enteras, arrebato la poca estabilidad emocional que me quedaba y con ella trajo un pesado abrigo que me cubrió de la noche a la mañana, había llegado la lastimosa y cruel ansiedad.

Nos vemos en el siguiente post, por favor comparte si tú también quieres cambiar.

Escribe, quiero saber si alguien anda por estos rumbos.

Puedes encontrar más de esta historia en http://www.turbamulta.com

¿Qué opinas?