ODIO la frase “Hay más tiempo que vida”

“Hay más tiempo que vida” resuena en mi cabeza cuando hace apenas unos minutos me lo acaban de decir a quemarropa. “Hay más tiempo que vida” repetía mientras trataba de hallar un sentido coherente a una frase tan insípida como esta, pero que jamás había reparado en pensar hasta hace unos minutos.

¿La has escuchado alguna vez? ¿Te la han dicho? ¿La has dicho?, siempre me he considerado una persona prudente y respetuosa de las opiniones ajenas, yo ya la había escuchado pero no fue sino hasta ese preciso momento cuando me detuve a analizar la magnitud de tremenda tontería.

Muchas personas la usan como frase filosófica que tiene sinónimos de “tranquilo”, “relájate”, “date un tiempo”, y cualquier cosa similar, sin embargo, esta frase suena mucho a una invitación directa para postergar cualquier plan, sueño, meta, reto o algo por el estilo porque esta frase no se usa en cualquier momento, no, esta frase se usa justo cuando se te puede ver exaltado o urgido por conseguir algo. Por ejemplo, quieres ir a ver una película y ves el reloj y calculas el tiempo para llegar y te das cuenta que es poco y te apuras, alguien puede llegar y decirte “relájate, hay más tiempo que vida”. O cuando quieres terminar la presentación pero todavía falta mucho pero te empecinas en querer acabarla hoy, por ahí saldrá un ángel que te puede decir, “tranquilo, hay más tiempo que vida”. O cuando quieres verte con tus amigos para tomar una copa pero siempre hay alguno que no puede ajustarse al horario… “pero hay más tiempo que vida”.

Fue hasta que hice este análisis que me di cuenta lo mucho que odio esta frase, me suena tan conformista, tan apática, tan “sin chiste”, se trata de decirle al otro que podemos postergar cualquier cosa para el futuro -que puede que nunca llegue-, se trata de sugerir que lo que hoy te parece importante probablemente no lo es. Y me preocupa pensarlo porque aquí entra en juego mucha de nuestra ideología, la que nos inculcaron, con la que crecimos, esa que está en los cimientos.

Y yo no quiero ser así, yo estoy en la búsqueda de un cambio personal, quiero ser mejor persona, tengo claro que usar “hay más tiempo que vida” puede funcionar únicamente en el lecho de muerte, ahí podré aceptar que la frase es válida, porque en efecto el tiempo seguirá su curso y la vida se habrá acabado. Pero usarla como “consejo”o como placebo me parece como una simple resignación.

Ahí estaba parado yo frente a la persona que había espetado la frase, bajé el rostro y agradecí con el corazón haberla conocido antes de iniciar un proyecto a su lado. Me di la vuelta y supe que no quiero trabajar con personas que piensen que “hay más tiempo que vida”. Quiero estar con personas que piensen que hay que “darle vida al tiempo”.

Las personas que nos rodean han crecido en lugares y ambientes diferentes, realidades difíciles o fáciles, con pensamientos adecuados o burdos, todos tenemos el derecho de vivir la vida como consideremos adecuada mientras no afectemos la integridad de las personas, para muchos si, “hay más tiempo que vida”, y ahí estarán viendo la vida pasar porque confían que vendrán tiempos mejores, y no queda más que aceptar esa realidad.

Yo busco un cambio en mi; cada año siempre me dije “este año tienen que mejorar las cosas”, sin embargo, siempre hacía las cosas igual y el resultado era el mismo. Ahora que estoy en este proceso de cambio me doy cuenta de lo equivocado que estaba, y puedo ver claramente porque odio tanto la frase.

No postergues la vida pensando que el tiempo por si solo mejorará o solucionará tu situación actual, con tener la intención de cambiar se ha dado un buen paso, ahora ve para adelante y sigue tu meta, es un hermoso camino, y un andar lleno de experiencias nuevas. Vale la pena.

Nos leemos pronto.

Escribe.

Un comentario sobre “ODIO la frase “Hay más tiempo que vida”

¿Qué opinas?