Mantener la motivación

Tema vital el de la motivación, esa gran explosión que te da un impulso tremendo y nos mueve hacia un objetivo, ese momento, cuando te sientes imparable para lograr lo que te propones, y que inexplicablemente se va mermando con el tiempo, ¿o no?

Inicia el año y normalmente nos llenamos de energía, es inevitable, aunque digas odiar las fechas, o no compartas lo suficiente con tu familia y amigos, siempre el año nuevo supone un cambio, por ello es que es tan estimulante, la simple idea de cambio nos permite asimilar lo mejor de nosotros y poder estar más sensibles a otros estímulos con el resto de las personas. Cambiar, renovarse, venga el año nuevo.

Esta vorágine de acontecimientos nos pone en un estado mental motivado, por ello las personas hacemos propósitos de año nuevo, porque estamos en el mismo canal del cambio, la reconstrucción personal es posible, puedes ver con mejor claridad tus objetivos e incluso desde esta perspectiva son totalmente alcanzables y posibles, la motivación llena tu cuerpo, tu mente revienta de acción.

Sin embargo, algo sucede entre las uvas del 31 de diciembre y el momento en que decides tirar la toalla y aquello que se veía tan posible, ahora no es más que una montaña infranqueable. Tenemos entonces que hacer un obligado análisis sobre esta situación.

Muchos son los libros que he leído sobre diversos temas del desarrollo personal, en varios de ellos se habla de la motivación y la manera en cómo mantenerla, en general concuerdo con varios pero te cuento lo que a mi me ha dado mejores resultados en la búsqueda de un cambio personal.

Pequeños recordatorios.

Se trata de no olvidar el motivo por el que iniciaste, en mi caso aprovecho el celular, el calendario, alguna app, incluso me hago fondos de pantalla en mi computadora para recordarme las razones por las que estoy haciendo lo que hago, eso me permite ver en varios lugares y no olvidar la razones más importantes.

No tratar de volar cuando no se ha aprendido a caminar.

La motivación nos hace comportarnos de maneras extrañas y el impulso nos lleva a cometer estupideces, una muy común es querer cambiar, hacer o incorporar hábitos de la noche a la mañana. Por ejemplo, comenzar a hacer ejercicio; muchas personas comienzan a correr desde el primer día y corren un par de kilómetros, esto para que al día siguiente no puedan ni siquiera ponerse en pie; si entendemos que todo debe ser un proceso cuidadoso, entonces entenderemos que todo es paso a paso, con ello nos ahorraremos muchas frustraciones.

Aguantar cuando la vida te da un revés.

La motivación nos impulsa al deseo de conseguir resultados, muchas profesiones se basan en la motivación de sus empleados para mantener cierta calidad con sus clientes, el problema viene con los reveses, cuando las circunstancias nos golpean de vuelta, cuando recibes un rechazo de tus clientes, cuando no logras bajar el kilo que tenías propuesto para esta semana, esos son los momentos clave, ahí, en ese preciso momento la motivación puede esfumarse en un segundo. Es ahí donde debemos buscar nuestros recordatorios y entender que todo es parte del proceso.

Entender que estás por tu cuenta.

No dejes que nadie “meta la cuchara” y opine sobre lo que quieres y la forma en cómo lo estás haciendo -a menos que tu se lo pidas claro-, investiga, lee, déjate enamorar por lo que quieres, la motivación estará latente mientras no te alejes de lo que quieres, no le prestes oídos a la gente que quiere darte consejos de algo que no han hecho, entiende que esto lo quieres tu y nadie más y tu sabes la medida exacta en que lo deseas. No dejes que alguien más tome las decisiones por ti, tu eres el responsable de que las cosas salgan como las quieres.

Alégrate por las victorias.

Fundamental, si no te felicitas por las victorias la motivación se verá mermada, no importa que la victoria sea pequeña o no sea tan significativa, date un “bien hecho”, recuerda que estás por tu cuenta y nadie va a venir a felicitarte por pequeños pasos, normalmente la gente que te felicita de corazón es la más cercana y es la que sabes per se que cuentas con su apoyo, así que céntrate en ti y en la forma en cómo mantendrás la motivación.

Entonces, ha mantenernos motivados que este año es el bueno.

¿Están de acuerdo?

Los leo.

Turba Multa.

¿Qué opinas?