Altibajos traicioneros

Iniciar un proceso de cambio personal implica una constante toma de decisiones, un continuo devenir de nuevas emociones que podrían resultar duras o complejas. Estar en medio de estas situaciones nos lleva a tener altibajos emocionales que pueden resultar en conseguir o no ese cambio que estamos buscando.

Un altibajo tiene que ver directamente con caer en los mismos errores de los que estás tratando de huir, y es que la comodidad de nuestro pasado puede obligarnos sin que nos demos cuenta a volver a la zona de confort de la que intentamos escapar y poco a poco volvemos a nuestros pensamientos antiguos y a nuestros comportamientos que nada bueno nos dejan.

Estos altibajos -desde mi perspectiva- son totalmente normales y es muy probable que la gente se deje atrapar por alguno de ellos, por ejemplo, si tu deseo de cambio tiene que ver con dejar de consumir alcohol, es muy probable que se te presenten nuevas oportunidades para consumirlo, y es todavía más probable que en alguna oportunidad vuelvas a dejarte seducir por el alcohol. Y entonces te sientes peor que escoria, no deberías.

El camino del cambio está plagado de este tipo de baches, las piedras en el sendero son innumerables y por esa razón debemos entender que esto es un proceso que debemos de disfrutar y festejar. No es una lápida que debamos estar cargando; si, en efecto habrán sacrificios y algunos muy grandes, pero eso no quiere decir que tengamos que desgarrarnos la vida para conseguirlos, se trata de compromiso, no de sufrimiento.

Compromiso

El compromiso resulta de confrontarse con los altibajos, porque pueden ocurrir muchos altibajos, pero si estás comprometido con lo que quieres entonces podrás lidiar mejor con ellos y desde luego podrás entenderte mejor, entender tus reacciones personales a estímulos externos resulta vital para el cambio que buscas. No es necesario sufrir “de gratis” para seguir en esta búsqueda. Mucha gente sufre gratis, yo sufrí gratis mucho tiempo.

En el proceso del cambio es probable que sufras, que pierdas, que duela, pero no creo que exista mejor recompensa que lograr lo que anhelas, así que comprométete con lo que quieres cambiar y estudia de cerca los altibajos que se presentan.

Los altibajos traicioneros

Entender tus altibajos te ayuda a entenderte a ti, analizarte y por consiguiente crecer; entre más nos conozcamos, más informados estamos sobre lo que es bueno y malo para nosotros, en mi caso, que estoy en búsqueda de un cambio personal he descubierto que un grupo de amigos en específico es un “bajón” del proceso de cambio, yo entiendo perfectamente que este grupo de amigos me impiden crecer, pero hasta ahora no he estado dispuesto a cortar la relación con ellos debido a que los estimo, sin embargo, la realidad es que ellos están interrumpiendo mi proceso, no me gusta quien soy al día siguiente de haber estado con ellos. Pero descubrirlo fue un gran acontecimiento, darme cuenta me llevó un par de años.

El cambio personal es un descubrimiento diario, es verte al espejo y reconocer que tienes mucho trabajo -y otras vicisitudes- por delante, pero también entender que este trabajo será el que más valga la pena en tu vida.

Déjame tus comentarios, estaré pendiente.

Turba Multa.

Un poco mas de altibajos aquí

¿Qué opinas?