Nuestra nueva realidad ¿Normalidad?

Muchas veces en estos meses escuchamos sobre la nueva normalidad o la nueva realidad. Nos lo han repetido tanto que por ello es inevitable pensar que esa nueva realidad, es un destino. Finalmente, ¿Lo será?

Cada uno de nosotros estamos creando día con día nuestra realidad, estamos llegando a nuestras propias conclusiones. Por lo tanto, es necesario vernos en un espejo y analizar a ciencia cierta si esas conclusiones están hechas en nuestro beneficio. Es más, confrontar nuestras propias creencias en función de lo que ocurre con el mundo, ¿de verdad estaremos aportándole algo?

Y es que no hay mejor momento para vernos más humanos que este momento. Probablemente no lo habías pensando, pero, tus acciones tienen un fuerte impacto allá afuera, hoy más que otros días, este año, mas que otros. Por lo tanto, debemos pensar que nuestra preservación tiene que ver directamente con la preservación de nuestros semejantes, y por ello debemos detenernos un momento. Debemos parar para hacer un análisis mientras bebemos un café, para entender en efecto, que las cosas han cambiado, pero pueden ser mejores.

¿No hay algunas cosas que te haga sentir incómodo cuándo sales a la calle hoy día?, ¿Qué sientes al ver a las personas sin cubrebocas y sin mantener la sana distancia? En realidad esto que sientes habla de lo mucho que te preocupa el bienestar común, habla de lo que experimentas como ser humano. En consecuencia puedes distinguir desde tus entrañas, lo que hoy se conoce como nueva realidad. Lo que percibes, la forma en qué reaccionas hoy, a diferencia de como lo hacías antes, de hecho, es la nueva normalidad. Se está creando dentro de ti, son tus conclusiones re interpretando el mundo.

Por último quisiera decirte que todos estamos en esto, es un arca en la que sin quererlo estamos incluidos con más cosas común de las que imaginamos. Y a pesar de ello, muchas personas no lo están logrando, algunas se quedaron en el camino y otras tantas no quieren asumir la mínima responsabilidad. En consecuencia debemos cuidarnos más y proteger a nuestro prójimo, es probable que no podamos cambiar al resto de la gente. Sin embargo si podemos procurar que nuestro entorno se mantenga sólido y fuerte, y que se sepa que lo seguiremos defendiendo por siempre.

Te recomiendo nuestro post para mantener la motivación, aquí.

Hasta la siguiente. Déjame tus comentarios.

¿Qué opinas?